Skip to content

Today's Creation Moment

Dec
21
Researchers Find a Hidden Cost to the Internet
Proverbs 18:24
"A man that hath friends must shew himself friendly: and there is a friend that sticketh closer than a brother."
Have you been on the internet lately? If so, it may be costing you more than you think. That's the suggestion of a study done by researchers from Carnegie Mellon University in Pittsburgh. The study...
RSS
share

El asombroso relato de la Biblia acerca del relato del diluvio

Génesis 8:7
"… y envió un cuervo, el cual salió y estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la tierra”.

El 18 de mayo de 1980, el Monte St. Helens explotó, devastando más de 200 millas cuadradas (45 kilómetros) en el sudoeste del estado de Washington.  El calor arrojado por el volcán derritió la nieve que cubría sus cumbres, creando flujos de lodo que cubrieron el área circundante.  La sombría predicción era que los bosques y la vida salvaje nunca más serían encontrados cerca de la montaña durante nuestra era.

Bible's Account of the FloodLa recuperación del Monte St. Helens nos provee de un comparativamente pequeño modelo a escala de la recuperación del gran diluvio en los tiempos de Noé.  Sólo diez años después de la erupción, mucha de la vida animal y vegetal en el área devastada había regresado.  Hoy, los árboles de hoja perenne se encuentran más altos que un ser humano, los peces nadan en los lagos y ríos, y los sapos se encuentran en los estanques.  Animales aún más grandes como el alce se pueden encontrar en el área una vez desolada.  Esto sugiere que no habría tomado generaciones para que el follaje que Dios preservó en las aguas del Diluvio hiciera crecer nuevamente bosques y selvas, proveyendo hogares para la creciente población emigrante del arca.  Antes de que esto pudiera suceder, Noé tenía que saber que habría lugar donde pudieran ir los animales.  Así que primero envió un cuervo.  El Monte St. Helens ilustra el por qué Noé decidió enviar primero un cuervo.  Entre los primeros nuevos colonizadores del Monte St. Helens estaba el cuervo.  Estos son parte del ejército de animales carroñeros de Dios que remueven lo muerto y pueden vivir en una gran variedad de condiciones.

Aquí una vez más vemos que incluso los pequeños detalles registrados en la Biblia son verdad como la vida real.

Oración: 
Amado Padre, Te agradezco por danos Tu perfecta Palabra de Vida. Amén.
Notas: 
Creation, 3 5/00 pp. 33 37, "After Devastation, The Recovery."