Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
22
God's Chemistry Again Outpaces Man's
Psalm 139:14
"I will praise thee; for I am fearfully and wonderfully made: marvellous are thy works; and that my soul knoweth right well."
One of the greatest questions in biology asks how a single fertilized cell divides into many different cells – some become liver cells, skin cells, brain cells, and bone cells. This is the ultimate...
RSS
share

Monogamia del caballito de mar, o algo así

Mateo 19:6
"Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó no lo separe el hombre”.

Hace unos pocos años hicimos un programa de “Momentos de la Creación” acerca del sorprendente hecho de que los machos caballitos de mar, no las hembras, incuban a los críos y son los únicos responsables de su crianza.  Nuevas investigaciones nos dicen ahora más acerca de la relación entre el macho y la hembra caballitos de mar.  Una de las sorpresas es que la hembra caballito de mar practica una forma limitada de monogamia.     

Pregnant seahorseUn caballito de mar individual tendrá un alcance sobre un área de sólo una yarda cuadrada (91 centímetros cuadrados).  Sin embargo,  su pareja tendrá un alcance sobre un área de más de 100 veces eso.  Aunque ella no es muy amante del hogar, permanece fiel a su pareja durante todo su embarazo, saludándolo cada mañana al juntarse con él y emitiendo diferentes colores.  Resulta que este ritual de saludo es muy importante.  En el laboratorio, los investigadores pusieron a una hembra y dos machos en el mismo tanque.  Luego del ritual de apareamiento la hembra depositaba típicamente 200 huevos en el bolso de huevos del macho que ella elegía.  Luego a Él se le movía a otro tanque hasta que su gestación de dos semanas terminara.  Durante todo este tiempo, la hembra saludaba al caballito de mar restante cada mañana, pero no se dieron ningún intento de apareamiento.  Sin embargo, cuando el macho que ella eligió regresaba al tanque y el ritual de apareamiento volvía a empezar, ella siempre escogía al macho que había saludado cada mañana durante la ausencia del otro en el tanque de parto.

La monogamia no es un producto de la evolución o la cultura humana.  Es un regalo de Dios, que creó caballitos de mar, gente y todas las cosas.

Oración: 
Gracias, Señor, por el regalo del matrimonio. Ayúdame a honrarte a Ti. Amén.
Notas: 
Science News, 3/11/00. pp. 168 170, "Pregnant and still macho." Photo: Pregnant seahorse. Courtesy of Jaro Nemčok. Licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.