Skip to content

Today's Creation Moment

Sep
02
One Smelly Amoeba
Job 9:25-26
"Now my days are swifter than a post: they flee away, they see no good. They are passed away as the swift ships: as the eagle that hasteth to the prey."
Not all dangerous predators can be seen. One of the most dangerous predators in a drop of pond water is Amoeba proteus. This amoeba literally terrorizes its one celled pond mates because they can...
RSS
share

Cómo el Aye-Aye llega al almuerzo

Isaías 45:18
“Porque así dice Jehová, que creó los cielos. Él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso. No la creó en vano, sino para que fuera habitada la creó: ‘Yo soy Jehová y no hay otro’”.

El Aye-aye es uno de los monos más extraños de la tierra. Sus características peculiares dan testimonio de que fue diseñado y creado especialmente para llenar un nicho específico en la naturaleza, y no un desarrollo casual de la evolución.
   
Aye-ayel Aye-aye vive en Madagasar.  Esta pequeña criatura tiene oídos enormes y un dedo mayor extra largo.  Se arrastra por los árboles, golpeándolos para encontrar larvas.  Los oídos del Aye-aye son tan sensibles que puede darse cuenta si hay un hoyo de larvas escondido debajo de la superficie de la madera.  El Aye-aye no sólo que puede sentir un hoyo de larvas una pulgada dentro de la madera, sino que inclusive puede darse cuenta si hay una larva en el hoyo.  Cuando un Aye-aye siente una larva, mastica la madera con los dientes incisivos delanteros curvos.  Sin embargo, el Aye-aye no tiene que preocuparse de desgastar sus dientes en la madera.  Sus dientes incisivos especiales son únicos entre los primates.  Continúan creciendo a lo largo de la vida del Aye-aye, igual que los dientes de los roedores.  Una vez que ha llegado a la larva, utiliza su dedo mayor extra largo para sacarla para el almuerzo.  Investigadores han notado que el Aye-aye llena el mismo nicho que el pájaro carpintero en un ambiente donde no hay pájaros carpinteros.

El Aye-aye claramente ha sido diseñado con características únicas para que pueda sobrevivir en un nicho que no está lleno en su propio ambiente.  Nuestro Creador Dios no sólo hizo la Tierra para ser habitada, sino que diseñó Sus criaturas para que puedan sobrevivir en ella.

Oración: 
Oración: Te agradezco, Amado Padre, por la especial riqueza de Tu creación. Amén.
Notas: 
Science Frontiers, pp. 136 137, "The Aye Aye, A Percussive Forager." Photo: Aye-Aye photographed in Madagascar. Courtesy of Frank Vassen. Licensed under the Creative Commons Attribution 2.0 Generic license.