Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
24
How to Make a "Bananatrode"
Psalm 147:5
"Great is our Lord, and of great power: his understanding is infinite."
Just imagine a scientist going to the supermarket where he picks up a banana, an antenna from a blue crab, and a whisker from a catfish. He takes these back to his lab, hooks them together and...
RSS
share

¿Comprueba la evolución nuestra sangre?

Efesios 2:13
"Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo”.

Una de las antiguas evidencias para la evolución, en algún momento encontrado en casi todo libro de texto escolar, estaba basada en el contenido de sal del plasma de la sangre humana y el contenido de sal del océano. El Profesor Macallum de la Universidad de Toronto empezó con la asunción de que la vida en la tierra empezó en el océano y que las primeras criaturas de la tierra habían retenido esa concentración de sal en su sangre.  Esta asunción entonces fue utilizada como evidencia de libro de texto de que la evolución sí, de hecho, se había dado. 

Does our blood prove evolutionLa tal llamada evidencia puede parecer risible hoy pero debemos recordar que lo que había en los textos escolares, tenía que aprenderse y todavía se encuentra en la consciencia colectiva de muchos.  ¿Cuáles exactamente son los hechos? El plasma de sangre humana tiene 250 veces más hierro y 9.000 veces más selenio que el agua de mar.  Por otro lado, el agua de mar contiene mucho más magnesio que nuestra sangre así que es simplemente mentira que el contenido mineral de nuestra sangre refleja a la del agua de mar de hace mucho tiempo.  Sin embargo, la plasma sanguínea sí contiene entre 20 y 30 por ciento de la cantidad de sal en el agua de sal de hoy en día y, mientras esto puede parecer un buen argumento para la evolución, contiene una falla fatal.  ¡De acuerdo a la teoría de la evolución los primeros animales de tierra emergieron del mar hace 350 millones de años pero de los índices conocidos en el cual los minerales están siendo añadidos en el mar, el contenido de sal en ese tiempo habría sido virtualmente cero y el contenido mineral aún menor!

Nuestra sangre no ofrece ninguna prueba de la evolución.  Pero la sangre derramada y la resurrección de Cristo Jesús prueban Su victoria sobre el pecado, la muerte y el diablo.

Oración: 
Te agradezco, Señor, por Tu sacrificio para que yo pueda vivir eternamente. Amén.
Notas: 
Creation, 3 5/97, "Red blooded Evidence." Photo: Wounded soldier in WWII being given blood plasma.