Skip to content

Today's Creation Moment

Dec
21
Researchers Find a Hidden Cost to the Internet
Proverbs 18:24
"A man that hath friends must shew himself friendly: and there is a friend that sticketh closer than a brother."
Have you been on the internet lately? If so, it may be costing you more than you think. That's the suggestion of a study done by researchers from Carnegie Mellon University in Pittsburgh. The study...
RSS
share

Juegos de oruga

Isaías 40:8
“La hierba se seca y se marchita la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre”.

Hemos visto varias plantas y animales que utilizan diferentes formas de camuflaje para no ser vistas.  Algunos no desean ser vistos para poder sorprender a su presa, mientras que otros no quiere ser vistos para evitar ser presa.  Sin embargo ¿Qué pasa cuando tanto el predador y la presa se encuentran bajo un camuflaje completo?

Inchworm GamesEl predador en este drama, presenciado por un naturalista en el filo de un desierto, es una araña cangrejo amarilla.  La araña estaba esperando sobre una flor amarilla que la hacía casi invisible.  La presa potencial es una oruga debajo de la misma flor.  La oruga se encontraba rompiendo pedazos de los pétalos de la flor amarilla y poniéndola sobre su espalada.

Apropiadamente camuflada, la oruga entonces fue hacia arriba de la flor donde esperaba la araña.  La araña sintió el movimiento y corrió hacia el filo para ver si tal vez se acercaba el almuerzo.  Sin embargo, cuando la araña llegó hasta el filo de la flor, no vio nada.  ¡Ni siquiera vio la oruga camuflada sobre la cual estaba parada!  La araña entonces regresó al centro de la flor, habiendo sido engañada por la oruga que siguió su camino.
    
Nuestra sabiduría habría dicho que la oruga debería intentar correr cuando vio a la araña.  Sin embargo, la sabiduría que le dio el Creador le permitió continuar su camino en la flor. Esto nos ofrece una buena ilustración, de cómo seguir la sabiduría del Señor, a menudo requiere que rechacemos la nuestra propia.

Oración: 
Amado Padre, yo sé con mi mente que Tú eres mucho más sabio que cualquier ser humano. Perdóname por aquellos momentos cuando he aplicado mi propia sabiduría en mi vida en vez de la Tuya. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
A predator’s parlor games. National Geographic, Mar. 1980. p. 396.