Skip to content

Today's Creation Moment

Jun
24
The Stones at Carnac
Genesis 11:8
“So the LORD scattered them abroad from thence upon the face of all the earth: and they left off to build the city.”
On the southern coast of the Breton peninsula in Northern France is a small rural town called Carnac. It is a pleasant enough seaside resort. I remember enjoying a couple of days there with my family...
share

Fuentes de la profundidad

Génesis 7:11
El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas…

Debe haber hecho un tremendo ruido, cuando la corteza de la tierra se rompió en pedazos. 

Génesis 7 nos dice que el evento principal que comenzó el diluvio Map: Plate Tectonics Cascade Rangeuniversal fue la apertura de las fuentes de la profundidad. Pensamos que esto probablemente fue una masiva actividad sísmica y volcánica que ocurrió a escala mundial.  Magma y agua sobrecalentada habrían surgido de estas grietas. El agua sobrecalentada habría sido arrojada a millas en la atmósfera, a velocidad supersónica, para luego regresar a la tierra como lluvia - probablemente lo que se entiende por las ventanas de los cielos. Esto también habría causado los tsunamis más grandes del mundo, trayendo devastación y destrucción. 

Hay muchos modelos de cómo el diluvio universal pudo haber empezado. El uno, que he esbozado, se llama Tectónica de Placas catastrófica, porque explica la existencia de las placas tectónicas de la Tierra, mediante la formación catastrófica, es decir por el Diluvio universal. Este modelo sofisticado es capaz de mostrar cómo las grandes fuerzas geológicas de la Tierra, incluyendo los volcanes modernos, pueden ser explicadas dentro de un calendario bíblico. 

Aunque es interesante e importante investigar cómo comenzó el diluvio, nunca debemos olvidar por qué comenzó el diluvio. Dios mandó el diluvio como un juicio a causa de la maldad de los hombres. Como Noé, podemos ser salvos del juicio a través del arrepentimiento y confianza en Jesús,  nuestra arca de salvación.

Oración: 
Gracias, Señor, por salvarme del juicio que vendrá, por tu gracia y misericordia. Amén.