Skip to content

Today's Creation Moment

Jan
18
Frankincense
Matthew 2:11
And when they were come into the house, they saw the young child with Mary his mother, and fell down, and worshipped him: and when they had opened their treasures, they...
As a child, I was told that frankincense had been brought to Europe by the Frankish people – ancestors of the modern French. This turned out not to be the case. Instead, the prefix frank refers to...
share

El sacrificio de Caín

Génesis 4:4b-5a
Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya.

¿Por qué Dios aceptó la ofrenda de Abel, pero no la de Caín? De niño no lo podía entender. Ambos trajeron ofrendas a Dios. ¿Por qué Dios mostró tal favoritismo? 

Artist rendering of Cain's offering on altarLos profesores de la primaria me dijeron que debíamos hacer lo mejor para Dios. Dios merece lo mejor. ¿Pero Caín no llevó a Dios lo mejor de sus cultivos?  Cuando me convertí en cristiano, alguien me dijo que Dios debe haber visto que Caín tenía un espíritu malo, mientras que Abel confió en Dios. Un día, se me ocurrió que la respuesta debe ser más obvia que eso, y debe ser claramente visible en el texto, para que podamos aprender algo de ella. 

Los padres de Caín se habían hecho ropa de hojas de higuera, con el fin de cubrir su culpa. Pero esto no les hacía justos delante de Dios. En su lugar, Dios les dio ropa de piel, que debe haber implicado la muerte de un animal. 

La ofrenda de Abel involucró la muerte de un animal. La sangre fue derramada, para cubrir el pecado. La ofrenda de Caín no fue un sacrificio. Ofreció lo mejor que él podía hacer. Pero la Biblia nos dice que lo mejor que podemos ofrecer es como "trapos de inmundicia" (Isaías 64:6). 

Caín tampoco lo entendió. Arrogantemente, pensó que Dios debería quedar satisfecho con la mejor que él podía ofrecer. Pero sin el derramamiento de sangre, no hay perdón de pecados.

Oración: 
Perdóname, Señor, por mis momentos de arrogancia, cuando he pensado que podía hacer las cosas a mi manera. Por favor ayúdame a buscar Tu manera, en lugar de la mía. Amén.