Skip to content

Today's Creation Moment

Jun
25
Not a Fish Lizard
Genesis 1:20
“And God said, Let the waters bring forth abundantly the moving creature that hath life, and fowl that may fly above the earth in the open firmament of heaven.”
Like so many children over the last century, I was given a book about dinosaurs when I was a small boy. This book contained references to a number of extinct creatures other than dinosaurs, and one...
share

Lamec

1 Juan 3:12
"No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas."

Image: Artist rendering of Lamec and his wives.Lamec fue el gran tataranieto de Caín. No sabemos mucho acerca de él, pero lo poco que sabemos no es bueno. Por ejemplo, sabemos que tenía dos esposas, a pesar de que el matrimonio consistía solamente de un hombre y una mujer.

Otra cosa acerca de Lamec, fue su amenaza jactanciosa. En Génesis 4:23-24, leemos:

Lamec dijo a sus mujeres: «Ada y Zila, oíd mi voz; mujeres de Lamec, escuchad mis palabras: A un hombre maté por haberme herido y a un joven por haberme golpeado. Si siete veces será vengado Caín, Lamec lo será setenta veces siete.»

Cuando Dios echó a Caín, por la muerte de su hermano Abel, tuvo miedo de que le maten. Así que Dios decretó que cualquiera que matara a Caín sería castigado siete veces. Esto fue una prerrogativa de Dios. A primera vista, la jactancia de Lamec parece similar. Sin embargo, la diferencia fue que Lamec tomó este camino de venganza por sí mismo; y no fue encomendado por Dios. Además, fue desmedido, pues Caín fue un asesino, mientras que Lamec buscó matar a la gente que le había perjudicado de alguna manera.

Lamec tomó para sí los atributos que solo le pertenecen a Dios. La jactancia de Lamec es un ejemplo de cómo la gente está dispuesta a torcer las palabras de Dios, a fin de satisfacer sus propios asuntos.

Oración: 
Vemos, Señor Dios, cómo tantos quieren levantarse como pequeños dioses, y tomar para sí mismos los atributos que Te pertenecen. Por favor, haznos humildes y obedientes, para que busquemos hacer sólo Tu voluntad. Amén.
Notas: 
Ref: Taylor, P.F. (2007), Los seis días del Génesis, (Green Forest, AR: Master Books). Imagen: Phillip Medhurst, Creative Commons Attribution Share-Alike 3.0 Unported