Skip to content

Today's Creation Moment

Jun
25
Not a Fish Lizard
Genesis 1:20
“And God said, Let the waters bring forth abundantly the moving creature that hath life, and fowl that may fly above the earth in the open firmament of heaven.”
Like so many children over the last century, I was given a book about dinosaurs when I was a small boy. This book contained references to a number of extinct creatures other than dinosaurs, and one...
share

Lección de un reloj de arena

Génesis 5:5, 8
"Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió…. Y fueron todos los días de Set novecientos doce años; y murió…"

Image: Sand hourglassPara calcular la edad de la tierra con datos empíricos, se requiere de presuposiciones. Los científicos que calculan la edad de las rocas, utilizando, por ejemplo, la datación de uranio-plomo, son personas inteligentes y totalmente capaces de realizar experimentos meticulosos. Su cuidado, junto con su tecnología, significa que realizan mediciones muy exactas de las cantidades de uranio y plomo. Aunque, estas medidas muestran directamente la edad de la roca. Para calcular la edad, debemos hacer tres presupuestos:

  1. Que no hubo plomo en la roca original.
  2. Que no se haya agregado ni quitado plomo de la roca en ningún momento.
  3. Que la media vida del uranio nunca haya cambiado. La media vida nos da una idea sobre la velocidad de cambio del uranio a plomo.

Imagine encontrar un reloj de arena sobre una mesa. Para calcular cuánto tiempo ha estado funcionando, puede medir la cantidad de arena en la cámara inferior y superior, y la velocidad en la que la arena está fluyendo. Utilizando estos datos, podría calcular cuánto tiempo hace que el reloj fue colocado. Pero usted no sabe, si toda la arena estaba en la parte superior al inicio, y no sabe si el reloj fue sacudido para acelerarlo. A distintos supuestos se le dan una respuesta diferente, por lo que la única forma segura de saber la edad de la tierra es usar la información que Dios nos da en la Biblia.

Oración: 
Nuestros pensamientos son inferiores a Tus pensamientos, Señor. Ayúdanos a recordar que nos has dado tanta información en Tu Palabra. Que nunca consideremos que sepamos más que Tu Palabra. Amén.
Notas: 
Ref: Taylor, P.F. (2015), la edad de la tierra bíblica, (Toutle, WA: J6D Publicaciones)